Cómo iniciarse en una vida más consciente

Cómo iniciarse en una vida más consciente

Ruskin Bond en su libro A Book of Simple Living: Brief Notes from the Hills, dice que un libro de la vida simple es un regalo de belleza y sabiduría. Y yo creo en eso que él dice, por lo tanto, este post, aunque no es un libro, es una pequeña guía para comenzar a vivir una vida más consciente y simple.

Guía para una vida más consciente basada en el slow living

¿Qué es el slow living? Es un término creado por Carl Honoré, el autor del libro Elogio de la Lentitud, que habla sobre cómo una vida más lenta puede beneficiarnos en muchos sentidos.

Según el escritor cuando nos apresuramos rozamos la superficie de las cosas y no logramos establecer verdadero contacto con el mundo o las demás personas. El slow living, más que vivir lentamente, es lograr ser leales a nuestros propios tiempos. 

¿Y cómo podemos vivir acorde a nuestros propios tiempos?

Estando en el presente. Tomando el tiempo para apreciar y valorar las cosas en lugar de ir en piloto automático. Integrando pequeños cambios que sean guiados por nuestros valores, ser conscientes de cómo queremos vivir, qué impacto queremos dejar en el mundo y de qué manera. 

Algunas de las cosas que podemos hacer para llevar una vida más consciente en nuestro día a día son:

1. COMPRA LOCAL: cuando compremos nuestros alimentos elegir preferiblemente productos frescos, locales, de temporada, y si es posible de producción artesanal. Así estaremos apoyando a un comercio más responsable.

2. COCINA CON AMOR: dedica un día a la semana, y si puedes más, a cocinar algo que te guste muchísimo, que te recuerde a tu infancia, que requiera atención, tiempo y amor. De esta manera puedes mantenerte en el presente y enfocarte en lo realmente importante. 

3. MODA SOSTENIBLE: a la hora de vestirte invierte en marcas eco responsables y transparentes con sus materiales y con las condiciones de quienes trabajan en ellas. 

4. REUTILIZA: algo que puedes hacer es darle una segunda oportunidad a tu ropa modificando sus colores con tintes naturales, o intercambiar lo que ya no quieres usar entre tu grupo de amigos. Así podemos alargar la vida de lo que tenemos y no solo consumir y tirar. 

5. HAZ TUS PROPIOS PRODUCTOS DE BELLEZA: este tip es uno de los que más he disfrutado hasta ahora. Haber descubierto cómo la mayoría de los productos que usamos están llenos de químicos, que pueden ser absorbidos por nuestra piel y llegar a nuestro torrente sanguíneo, o afectar a nuestras hormonas, me hizo sentir que tenía que hacer un cambio rápido. 

El tiempo que dedicas a hacer cosas para ti o para los demás es un momento de amor. 

6. CUÍDATE: lleva una rutina de cuidado diario más simple. En lugar de utilizar diez productos cada noche, puedes usar aceite de coco como crema corporal, crema de rostro, desmaquillante, y combinándolo con otros ingredientes incluso desodorante. 

7. DALE UNA NUEVA VIDA A LAS COSAS: un ejemplo personal es que mientras aprendo a hacer kombucha en casa he estado comprándola en botellas de vidrio. Al terminarse, utilizo esas botellas como jarras para el agua. 

Estos son algunos de los muchos pasos que puedes dar para comenzar a llevar una vida de consciencia. 

¿Tienes alguno que practiques y quieras compartir con nosotros?